Las 3 mentes. Consciente, inconsciente y subconsciente.

Para la mente, todo aquello que estás imaginando, está sucediendo realmente.
No distingue entre visualización o realidad.
Entonces, vamos ver como podemos utilizarlo para mejorar nuestra vida.

Las 3 mentes

Se ha avanzado mucho en el estudio de la mente humana y hoy la teoría de la división de la mente en 3 partes, es la más aceptada.

Así como la mayoría de las razas animales van evolucionando, sobre todo fisicamente, para adaptarse mejor al medio ambiente. En el caso del ser humano el cambio o desarrollo más grande es el mental por motivos obvios.
Por ejemplo, no necesitamos mejorar nuestra piel pues utilizamos ropa para protegernos. O nuestra dentadura, porque adaptamos la comida a nuestras necesidades.
Sin embargo, es gracias al desarrollo intelectual como conseguimos mejorar la calidad de vida y no depender tanto de la condición física.
Pero, cuanto más se profundiza en el estudio de la mente, más capacidades se le encuentra. Y eso que aún… no llegamos ni al 10% de su potencial.
¿Merece al pena conocerla y desarrollarla?
las 3 mentesPara mi, no hay duda. Cuanto más estudio, leo, investigo sobre sus capacidades… ¡más entusiasmada estoy!
¡No me extraña que siempre se haya intentado ocultar sus inmensas posibilidades a la población en general!
Ahí radica nuestro poder.
Pero hoy en día, al ser la comunicación mucho más fluida y el acceso a la información prácticamente libre en casi todos los países del mundo, resulta muy difícil seguir ocultándolo.
Otra cosa es que una gran mayoría de la población aún no sea consciente de ello y siga fiel a antiguos paradigmas.
Para comprender las 3 mentes, primero, voy a diferenciar cada una de ellas.




Mente consciente
Es la que nos hace razonar de manera “lógica”. Tiene el poder de aceptar o rechazar.
Es al que ayuda a tomar las decisiones. ¿Cruzo la calle ahora o no?
Su capacidad de análisis es limitada ya que está está muy influenciada por el inconsciente y acepta de buen grado las soluciones que este le aporta si no le enseñamos a valorarlas con anterioridad.
Mente Inconsiente
Es la encargada del “archivo”. Todo aquello que entra por nuestros 5 sentidos, es recogido y archivado. La más atareada de las 3 pues siempre está trabajando. No se para a analizar. Simplemente, ante un problema envía la solución más fácil para resolverlo.
Es la encargada de que funcione en automático nuestro organismo. Por ejemplo, la respiración. Cuando duermes, no eres consciente de hacerlo, pero la mente inconsciente, se encarga de que así sea.
Podríamos decir que es la mente reactiva. Ante una situación X, se actúa Y. Ej: Si algo se aproxima peligrosamente a la cara, hay que cerrar los ojos.
Es la que nos mantiene en nuestra “zona de confort”.
Su función es que no salgamos de ella. Encuentra la seguridad en ese área y le parece más importante ese confort que la evolución. Se encarga de hacernos sentir placer o dolor. Seguir al placer y huir del dolor.
Busca siempre lo fácil. Aunque esto en muchas ocasiones y a la larga sea perjudicial y no nos permita evolucionar.
Es la mente más difícil de cambiar pero, es posible.
Mente subconsciente
Se deja llevar por el corazón, los gustos, los deseos.
Es la parte emocional.
Sin darnos cuenta, subconscientemente, creamos enlaces neuronales con cosas o personas. Por ejemplo, cambia de lugar el cepillo de dientes en tu lavabo. Te costará unos días acostumbrarte al nuevo sitio.
Esto debido a que la conexión neuronal se había fortalecido y de manera subconsciente conocíamos su lugar, por lo que no teníamos que pensar conscientemente dónde encontrarlo.
¿No te ha ocurrido nunca que te piden que expliques como se conduce o como utilizas ciertas teclas acortadoras en el ordenador y has tenido que pararte a pensarlo?
Tu subconsciente lo tiene ya grabado y lo haces de forma automática.
En los casos extremos puede conducirnos al Sindrome de Estocolmo.
Es la mente que nunca olvida. La encargada de los recuerdos.
Razona analógicamente por lo que en ocasiones nos lleva a realizar acciones que pudiéramos considerar irracionales. Por ejemplo, de pequeña tuve un susto en la bañera y ahora cada vez que veo una piscina, siento rechazo hacia ella.
La mente consciente sabe perfectamente que no es lo mismo pero nuestra mente subconsciente no aprecia la diferencia.
A esta parte de la mente va dirigido tanto el psicoanálisis como la programación neurolingüística.

 

menteEl conocimiento de estas 3 mentes es sólo el primer pasito para su comprensión. Y lo que es más importante para empezar a “dominarla”.
Siendo los dueños de nuestra  mente y no dejando que sea esta las que tome las decisiones llegaremos a controlar nuestra vida, nuestros pensamientos y nuestro futuro.
Seguiré profundizando en este tema pues tengo mucho que aprender. Y uno de las razones fundamentales de este blog es ir conociendo diferentes aspectos de los factores que forman mi vida (la vida) y compartirlos con vosotros.

 

 

la mente

 

Agradezco tus comentarios y si te parece que a alguien más le puede interesar… ¡Compártelo!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: