La mente no distingue el si del no, ni la realidad de la ficción

En el post anterior, el de la importancia de los árboles, digo que por motivos personales relacionados con el funcionamiento de la mente,  nunca voy “en contra de”.
Voy a dar una breve explicación del por qué.

La mente no distingue el si del no, ni la realidad de la ficción.

Creo que la forma más sencilla de entender las cosas, es mediante ejemplos. Así que voy a poner un par de ellos.
Imagínate que te digo que “no pienses en nada rojo”.
¿Qué te viene a la cabeza?
Cosas rojas, coches rojos, vestidos rojos, zapatos rojos… Todo rojo.
Y eso que lo he dejado bien claro… NO PIENSES EN NADA ROJO.
La mente lo único que ha captado es ROJO. El NO lo ha obviado. No lo ha reconocido, no lo ha tenido en cuenta.
Es decir, ha puesto todo el énfasis, toda su energía en “piensa en rojo”

El pensamiento es energía

El pensamiento se desplaza por medio de ondas vibratorias creando realidades y otorgando poder a las mismas.
Muchas veces me llegan por mail, skype, whatsup… “cadenas” que piden compartirlas para pedir el no a una u otra injusticia,  para enfatizara y darle una mayor visibilidad.
Nunca lo hago.
¡Sobre todo si estoy a favor de ese proyecto!
Se, que lo que se consigue con eso, es darle más fuerza.
Un “no a la guerra”, pone el énfasis en la guerra. No al abuso de menores, lo pone en el abuso… etc.
Busquemos la manera de ponerlo en positivo.
Si a la paz, una sociedad que cuida y valora a sus menores, mujeres libres e independientes. Si a una población mundial sana y feliz… ETC, ETC.
Esto lo conocían muy bien grandes personajes de todos los tiempos y creencias.
Basta con 2 ejemplos muy próximos en el tiempo.




GandhiGandhi y Teresa de Calcuta… ambos coincidieron en negarse a cualquier manifestación publica o privada “en contra de…”
Muchísimos estudios corroboran esta teoría.
Pero parece que interesa más una población reprimida, pesimista, sin potencial.
Pues de otra forma no entiendo como gobiernos, medios de comunicación , sistemas educacionales, no enseñan como utilizar el gran poder que tenemos en nuestra mente.

La mente no distingue el si del no, ni la realidad de la ficción.

He dado una pequeña visión de como la mente no distingue el si del no.
Ahora vamos a ver, con otro ejemplo, como tampoco encuentra diferencias entre realidad y ficción.
Cierra los ojos e imagínate, visualiza, un limón.
¿Cómo es?, amarillo, un poco rugoso, brillante, ovalado.
Cógelo en la mano, sinte su peso, su tacto. Acércate a la nariz, huele su corteza.
Coge un cuchillo y pártelo por la mitad…
¿Has empezado ya a salivar?
Acércatelo de nuevo a la nariz. Su olor es ahora mucho más profundo… inspira.
Ahora, corta una rodaja y llévatela a la boca, chúpalo, prueba su jugo, dale un bocadito, mastícalo…
En estos momentos, estoy segura de que tu boca está ya llena de saliva pero, ¿está realmente ese limón ahí?
Abre los ojos y te das cuenta de que todo ¡ha sigo fruto de tu imaginación!
Sin embargo tu mente ha transmitido unas imágenes al cerebro que han hecho que los 5 sentidos se pusieran alertas reaccionando como si realmente el limón estuviera ahí.
Es decir, tenemos el poder de crear nuestra realidad.
Porque ahora ya sabemos que:
La mente no distingue el si del no, ni la realidad de la ficción
¡Vamos a utilizarlo para el bien de todos!

La mente no distingue el si del no, ni la realidad de la ficción

Espero tus comentarios. Puedes suscribirte y si te ha gustado por favor… Compártelo

2 comentarios sobre “La mente no distingue el si del no, ni la realidad de la ficción

  • el 08/09/2017 a las 11:20 am
    Permalink

    Interesante el articulo y muy comprensible por los ejemplos. Muy buena pista

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: