La croqueta relajante

Acabo de enterarme de que la mejor croqueta de jamón del mundo, de este año, está en Madrid.
No sé, pero me ha sonado a cuando una ciudad obtiene el título de las más culta, con mejor gastronomía, con mejor calidad de vida…

 

La croqueta

Pero… si he de ser sincera, ¡me he alegrado muchísimo!
Eso de tener a tiro de piedra la mejor croqueta de jamón (las de siempre) del  mundo… me llama. Habrá que ir pronto a probarla.

Porque las croquetas para mi tienen un efecto imán del que me es muy difícil desprenderme.

 




Recuerdos

Cuando era niña, en las comidas familiares los pequeños éramos los grandes afortunados pues teníamos acceso en primer lugar a aquel maravilloso manjar. Hecho con toda la paciencia y el amor por una de mis queridísimas tías.
Sospecho que colaboraban más de una reunidas alrededor de la mesa de la cocina para darles forma y rebozarlas, entre charla y charla, pero el título… era para la que hacía la masa.
Al principio no me daba cuenta. Pero poco a poco con el paso de los años, fui siendo consciente de que un círculo de adultos se iban acercando a la mesa de los pequeños.
Ellos comían después.
¡Su única intención era esperar a que aquel manjar, la croqueta, fuera abandonado en la fuente del centro. O ¡incluso conseguir algún pequeño pedazo abandonado por algún niño en su plato!
Con el tiempo, pasé de mesa. Vi las cosas desde el otro lado. Y ahí me di cuenta que la competencia entre los adultos por la croqueta… ¡era feroz!.
Confieso que no se si es por ese motivo, la competencia familiar, o simplemente porque me gustan. Pero la realidad es que me es muy difícil resistirme a una croqueta. Hoy en día las hay de todos los sabores y formas. Pero… la auténtica, para mi, es la de jamón… Aunque, he de decir que me gustan todas.

 

Las croquetas relajantes

Mi madre nos engañaba y nos decía que hacía fritos variados.
JIii… era la misma masa pero unos redondas y otros alargados.

 

 

 

La croqueta relajante

Tengo una amiga, muy amiga, que hace croquetas relajantes. Cuando hay algo que le estresa, sea del motivo que sea, se mete en la cocina y… nos hace unas fantásticas croquetas.
Como comprenderéis casi, casi… estamos deseando que algo le altere
Son un auténtico placer

Volviendo al tema

Pero, me he ido del tema.
Os digo dónde podéis comer LA MEJOR CROQUETA DE JAMÓN DEL MUNDO. De este año.
Los organizadores del IV Campeonato internacional Joselito son los encargados de elegir la mejor croqueta de jamón del mundo. Para ello, los expertos en la materia han determinado que la ganadora debe tener una buena textura y forma, buen sabor y sobre todo, una buena bechamel.
Tras varias cribas, han quedado 6 finalistas. Todos peninsulares, lo cuál me hace sospechar un poco.
La cata para elegir la mejor croqueta se realizó completamente a ciegas y lo primero que se hizo fue probar la bechamel, porque los miembros del jurado dicen que es la parte más importante de este maravilloso bocado. Pero no es el único punto a tener en cuenta, ya que también es muy importante el tipo de aceite en el que se frían y el tiempo que se emplee en hacerlo.
Y la ganadora es…
La del restaurante Santerra (Calle del Gral. Pardiñas, 56) y su cocinero Miguel Carretero.
También han participado como finalistas las croquetas de La Primera (Madrid), Casa Farpón (de Mamorana, Asturias), la Bodega El Riojano (en Santander, Cantabria), Casa Zaldierna (en La Rioja) y El Manso (en Vilagarcía de Arousa).

 

Excusa

Así que ya tenemos una pequeña excusa para un viaje gastronómico.
Por favor… ESPERO VUESTRAS OPINIONES. Vamos a hacer nuestra propia valoración.

Las croquetas relajantes

Gracias por tus comentarios y si te ha gustado… ¡Compártelo!

Un comentario sobre “La croqueta relajante

  • el 25/01/2018 a las 8:09 pm
    Permalink

    Fantastico que tengamos un MANJAR CON MAYUSCULAS : LA MEJOR CROQUETA EN MADRID…Vamos que ya tengo preparada la parada y fonda en Madrid.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: