Del padel al punto. Efectos colaterales de los 60.

Si, si… lo estás leyendo bien.

Del padel al punto.

Del padel al puntoEsto es algo que ni se me había pasado por la imaginación.
Pero, sin darme cuenta empiezo a reconocer que existen unos efectos colaterales al cumplir los 60.
Se produce de la noche a la mañana… sin apenas darte cuenta.
De repente un día en el chat de las amigas aparece la foto de una chaquetita monísma.




NO LE DAS IMPORTANCIA… ¡va a ser abuela y le ha dado por ahí!

Lo que no te esperas es que lo haya hecho ella. Porque está muy currada. No hay agujeros y todas las filas son iguales.
Sabemos lo que significa…  ¡horas de entrenamiento!
Pero… si aún no está jubilada y el poco tiempo que le queda lo dedica, aparte de al cine y la lectura (sus grandes aficiones) a hacer deporte.
Es más, tenía un grupo de padel con las que jugaba por lo menos un par de veces a la semana. ¡lleva muchos años!
Rápidamente le llamo. Con cierta curiosidad y un poco de enojo pues yo también he empezado a hacer mis pinitos (casi en secreto) en esto de las lanas y las agujas.
Y ahí viene la sorpresa. La frase que cambia el mundo.

Se han pasado del padel al punto

Si, si… como lo oyes.
Esas 4 mujeres, profesionales, activas, maduras… se han pasado del padel al punto.
Esas 2 citas semanales que antes dedicaban a echar un partido, correr y sudar. Ahora se han convertido en horas de tertulia alrededor de una labor cuyo fin (o la excusa) es la cercanía, más o menos próxima o certera de algún nieto.
No quiere decir esto que no sigamos haciendo deporte. Por lo menos los 10.000 pasos diarios.
Pero si, hay que reconocerlo… ¡las prioridades están cambiando!

Del padel al punto

Empiezo a indagar y resulta que hay una legión de mujeres que tras cumplir los 60 encuentran un grato refugio en el crochet, el punto o el patchwork.
Creo que habrá que profundizar un poco más en esto. Algo social encierran estas reuniones. 
Pero… mientras, ¡puedes ir enseñándome tus trabajillos y enviándome algún patrón! (no muy complicado porfi) y no olvides que 
¡lo más importante es seguir disfrutando de todos los momentos y etapas de la vida!

Del padel al punto

Espero tus comentarios y si te ha gustado… Compártelo 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: