El cambio de agenda que se produce como efecto colateral.

En estos últimos años ha surgido un factor nuevo a la hora de planificar las cosas. Es decir, tenemos un

Cambio de Agenda

Como ya habrás comprendido esto no supone un cambio en la agenda como tal, ¡que también! pues hemos pasado de las agendas en papel, aquellas preciosidades a las que todos los años teníamos que comprarles el recambio, llenas de tachaduras, dibujos, mayúsculas, minúsculas, palabras clave, etc. a las agendas electrónicas, normalmente en nuestro teléfono u/y ordenador.
Las cuales, aunque es verdad que me informan de cualquier dato ya sea del año pasado o hace cinco, también me tienen en vilo por si “de repente” en esas cosas que ocurre con la tecnología, puff, todos los datos desaparecen. ¡Conozco a más de uno que, por si acaso, sigue llevando las dos!
Pero no me refiero a ese tipo de cambio, sino a




Las prioridades a la hora de agendar.

Cuando queríamos organizar, por ejemplo, el Camino de Santiago, teníamos que ver las vacaciones de cada una, que las fechas elegidas no coincidiesen con las vacaciones familiares, para no crear conflicto entre ellas.
En fin, una serie de aspectos normales.
Pero… de un tiempo a esta parte, se ha integrado, y desde luego sin nuestro permiso ni deseo, una  nueva variable que como efecto colateral produce un gran cambio de agenda.
Estas son las,

médico

Citas médicas

Si, eso es. Las visitas a los médicos, las analíticas, las revisiones. Me da igual que el médico sea el de seguridad social, privado, el homeópata, la medicina ayurvédica , china o cualquier otra.
Vuelvo a hacerme la misma pregunta que en ser mujer y feliz después de los 60. ¿Cuándo y cómo se ha producido esto?
La respuesta es la misma: no lo sé, pero está aquí.
Ahora, la agenda principal es la médica. Todo gira en torno a ella. Porque claro,  no sólo son mis citas personales, están también las de mi marido, mis amigos, algún familiar… Porque, que menos que estar pendientes y acompañarles si el hecho así lo requiere.
Así que lo que antes estaba lleno de cenas, viajes, cine, paseos… ahora cambia de color y se llena de analítica, tac, resonancia…
Dicen que esto se pasa y que superada una barrera volvemos a la rutina de los cuidados anuales y YA.
Espero y deseo de todo corazón que eso sea así.

Muchas gracias

Puedes suscribirte a mi blog para recibir la información actualizada
Espero tu comentario y si te ha gustado… Compártelo

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: