Masterchef y la actitud en la cocina.

Hay algo que me llama mucho la atención en la publicidad de Masterchef

MasterChef y la actitud en la cocina.

Para los que no lo sepan, que será como mucho uno o ninguno, MasterChef es un concurso televisivo en el que diferentes personas muestran sus artes culinarias.
Hasta ahí todo muy bien. La cocina están gozando de una popularidad extraordinaria y volcarse en encontrar mejores profesionales y darles una oportunidad… siempre es bueno.
Pero… como digo, hay algo que me llama mucho la atención, que me chirría en la publicidad que vemos en televisión para promocionarlo.




Doy por hecho que está estudiado y es la mejor forma de atraer más público…
Los momentos que remarcan en el anuncio siempre están rodeados de tensión, broncas y prisa.
Desde pequeña he escuchado, he experimentado y he sentido que en la cocina se transmiten los sentimientos.
No es lo mismo realizar un plato con actitud alegre y con mimo que hacerlo deprisa y refunfuñando.
Recuerdo una conversación con Juan Mari Arzak, hace ya muuuchos años, en la que comentaba la importancia del “mimo” a la hora de tratar los alimentos. El resultado cambia según la actitud del cocinero.

Masterchef y la actitud en la cocina

 

Esto es química.

Si hasta las moléculas de agua cambian según nuestro estado de ánimo, nuestras palabras y pensamientos.
Ver los experimentos de Masaru Emoto
¡Como no va a cambiar el resultado final dado que todos los alimentos, sea cual sea, está compuesto en un % muy alto por moléculas de agua!

Masterchef y la actitud en la cocina

Cuando se pusieron de moda los restaurantes en los que la cocina está a la vista o incluso se cocina justo delante tuyo como ocurre en algunos orientales, lo primero que me fijo es en la persona que los elabora, pues SE que su actitud influye en el resultado final.
Por eso me llama la atención y me chirrían los anuncios de MasterChef.
Están llenos de polémicas, ridiculizan al aspirante, muchas veces le hacen llorar… lo estresan. Desde luego, no creo que en el mundo de la cocina todo sea idílico. Existen los nervios, el cumplir con las demandas, el tener que hacer varias cosas a la vez…
Por eso considero muy importante el enseñar, además de las técnicas culinarias, el control de los sentimientos y la actitud ante las situaciones.
En fin, los publicistas saben más de como atraer al público que yo
¡por supuesto!
Pero… a mi con ese tipo de publicidad, ¡no me atraen!… 
No me gusta la enseñanza que transmite.

MasterChef y la actitud en la cocina

¿Tú que piensas?… Compártelo

2 comentarios sobre “Masterchef y la actitud en la cocina.

  • el 18/05/2018 a las 12:36 pm
    Permalink

    Estoy muy de acuerdo…las vibraciones son más importantes en lo que tomamos que lo que tomamos…me gusta. Muy bien Arantxa

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: